Publicado por: el marzo 27, 2021

¿Alguna vez te preguntaste cuál es la pieza fundamental que permite el funcionamiento de diferentes motores y máquinas? La respuesta es sencilla, son los engranajes las piezas cruciales que permiten accionar motores y máquinas de todo tipo. Los engranajes ajustan el sentido del giro y la velocidad de estas máquinas y están relacionadas, sobre todo, con la transmisión de movimientos giratorios.

Si tienes en mente algún proyecto que emplee engranajes, entonces debes estar consciente de que existen diferentes tipos, por lo que debes conocerlos uno por uno, además de saber cuáles son sus propiedades.

Tipos de engranajes

Si deseamos distinguir los diferentes tipos de engranajes que existen, debemos tomar en cuenta que hay cuatro formas de hacerlo: por su forma, por el material utilizado, por la posición de sus dientes y por la forma de sus dientes. Veamos a continuación cada clasificación.

Engranajes según su forma

Los engranajes según su forma llegan a clasificarse en cilíndricos, cónicos y de tornillo sinfín.

Los engranajes cilíndricos se clasifican, a su vez, en engranajes de dientes rectos y engranajes helicoidales, es por eso que destacan por tener dientes tallados en su periferia.

Los engranajes de dientes rectos son los más económicos del mercado y, aunque sean los más utilizados, la desventaja que tienen es que son muy ruidosos y no trabajan a grandes velocidades. Los engranajes helicoidales son más silenciosos y trabajan bajo una fuerza mucho más uniforme y segura.

Los engranajes cónicos son troncos de cono con dientes tallados en la superficie lateral, estos pueden ser curvos o rectos.

Los engranajes de tornillo sinfín son aquellos cuyo piñón es un tornillo que lleva consigo una rosca helicoidal y con una o más entradas.

Engranajes según el material utilizado

Esta clasificación simplemente se basa en el material con el que han sido elaborados los engranajes, de los cuales, los más comunes son los metálicos y los de plástico. Cada uno de estos son empleados de acuerdo al material del resto de piezas donde encajarán.

Engranajes según la posición de sus dientes

Los engranajes que entran a esta clasificación se dividen en engranajes interiores y exteriores, es decir, se clasifican de acuerdo a la posición de sus dientes en el cilindro. Los engranajes interiores son aquellos cuyos dientes están tallados en su interior y los engranajes externos son aquellos cuyos dientes están tallados en su superficie exterior.

Engranajes según la forma de sus dientes

Los engranajes, según la forma de sus dientes, se clasifican en rectos y helicoidales. Los engranajes de dientes rectos tienen forma rectilínea y están colocados al paralelo de un eje de giro de una rueda. Es la más común y se usa para reducciones de engranaje, velocidades pequeñas y medias.

Por su parte, los engranajes cilíndricos de dentado helicoidal se caracterizan por su dentado oblicuo en relación al eje de rotación de una máquina o motor. Estos llegan a ser silenciosos y trabajan de manera tranquila. Ahora bien, estos engranajes se clasifica, a su vez, en:

  • Helicoidales de ejes cruzados
  • Helicoidales de ejes paralelos
  • Helicoidales dobles

Como puede notarse, los engranajes pueden clasificarse de diversas maneras, todas y cada una de ellas son importantes para el funcionamiento de diferentes máquinas y motores, además de que pueden trabajar tanto de manera ruidosa como silenciosa. Está demás señalar que deben ser seleccionadas con detenimiento, de acuerdo al proyecto que se desea realizar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.